Si se inaugura un hotel en Nueva York, las supermodelos están invitadas